EL RESTAURANTE PAUSA

Sobre la «pérgola» enfrente a la piscina con vista para el mar, en una atmósfera descontraída y agradable, el jefe de cocina Paulo, con su arte e inspiración gastronómica, propone al cliente una variedad de ‘tapas’ ligeras, frescas y sabrosas, todas traídas del mar.

 

Naiara, nuestra gentil y siempre atenta recepcionista, se ocupará para que todo sea realizado conforme sus necesidades y placer de degustación.